El paso exprés. Una tragedia evitable y mal manejada