fbpx

Prevenir, reducir y valorizar los residuos

Prevenir, reducir y valorizar los residuos

Alexia de la Seigliere
Estudiante de la Maestría en Administración de Empresas Socioambientales
Proyecto socioambiental: Mexiclarte

Mi experiencia en la UMA me ha permitido reconectar plenamente con la naturaleza, aprender a conocerla mejor y a valorar cada vez más su infinita belleza y sabiduría. Esta conexión se hizo a nivel teórico con el estudio básico de la ecología y a través de las salidas de campo organizadas durante los seminarios presenciales en el Campus.

Mi proyecto tiene su origen en una experiencia que viví cuando estudiaba en Madrid hace 14 años cuando realicé una investigación en el marco de mis estudios en antropología social en la Universidad Complutense. En aquel entonces, era muy frecuente encontrar en las calles madrileñas muebles y objetos en buen estado. Diferentes tipos de poblaciones se beneficiaban de esta situación, entre ellas decenas de clandestinos originarios del magreb que vendían en un mercado informal objetos recuperados en la calle. Ubicado a un lado del secular mercado de antigüedades del Rastro, el mercado informal recibía también la visita de dueños de tiendas que encontraban ahí piezas de valor a menor precio que revendían después en su tienda del Rastro dos, tres o 10 veces más caro.

Mi estudio se enfocó por lo tanto en la construcción social de estatus/valor del objeto y me permitió reflexionar sobre las consecuencias de la sociedad de consumo, en particular sobre la generación constante y creciente de residuos y la falta de acciones eficientes para prevenirlos y/o valorizarlos

Hubo un antes y un después de Madrid y me hice la promesa de que algún día haría algo al respecto.

A través de Mexiclarte queremos concientizar a las personas sobre la cultura socioambiental para prevenir, reducir y valorizar los residuos, promoviendo alternativas creativas a la generación de residuos y así generar también mayor conciencia.

La UMA me brinda las herramientas conceptuales y metodológicas para asegurar la viabilidad ambiental, social y económica de mi proyecto.

También me permite experimentar un proceso de transformación personal a través de un trabajo de introspección y autoconocimiento indispensable para poner a prueba mi capacidad de cambio propio: para poder cambiar el mundo hay que ser capaz de cambiar el propio primero.

Mi sueño es vivir en un mundo más congruente capaz de transformar los residuos en recursos.

La naturaleza sabe transformar los residuos en nutrientes para alimentar y mantener su sistema. El ser humano puede inspirarse de ella para desarrollar su creatividad y generar valor a partir de sus residuos de manera responsable y desde una perspectiva integral que le permite satisfacer sus necesidades y las de su entorno.

Invito a la red UMA, estudiantes, egresados, docentes y colaboradores de la Universidad y todas las personas sensibilizadas/interesadas en el tema a unirse a la iniciativa y sumar ideas.

@Mexiclarte

Share this post