fbpx

Hacer que nuestros proyectos trasciendan y tengan impacto

Hacer que nuestros proyectos trasciendan y tengan impacto

El primer paso para que nuestros proyectos trasciendan y tengan impacto es tener definido un propósito claro. Cuando no lo tenemos definido podemos llevar a cabo cualquier iniciativa porque no está claro hacia dónde queremos ir, nuestra estrella norte.

Los objetivos que queremos lograr, la capacidad de lograr nuestros sueños empieza teniendo un propósito común definido desde el potencial. Esa visión de lo que puede emerger cuando trabajamos juntos y que nos permite invitar a otras personas a unirse para lograr ese futuro colectivo. Hacerlo así ayuda a alcanzar potenciales más que a resolver problemas.

Además, los proyectos que trascienden y tienen impacto aplican el apalancamiento sistémico. De esa manera pueden mover al mundo una vez que logran observar el sistema completo, y comprenderlo más ampliamente. Así pueden observar dónde están esos lugares que requieren poca energía para generar cambios más rápido.

Otra parte importante en el diseño de proyectos socioambientales es la alineación colaborativa porque implica incluir a todas las voces para el logro del propósito. Preguntémonos: ¿realmente estoy incluyendo a todos los que tienen que estar?

Además, se ha de entender las diferentes contribuciones y roles en los proyectos. Cada quien trae una contribución muy específica al logro de ese propósito entonces ¿cuál es tu rol y qué significa?

 

Monitoreo significativo para detonar aprendizajes

Pareciera que el éxito de un proyecto depende de su diseño pero se olvida la evaluación. Los indicadores sólo aparecen cuando lo requieren para un apoyo o a solicitud de alguien más, pero pocas veces nace de la persona.

Si para cada uno de nosotros es significativo reaprender de nuestro proyecto los indicadores son clave para obtener información para evaluarlo. El monitoreo también es pieza fundamental para que nuestros proyectos trasciendan y tengan impacto. Sólo deben incluirse indicadores útiles, que sirven para rendir cuentas y aprender.

Sólo recordemos que los indicadores no lo miden todo. Son pistas que nuestro sistema nos da para saber si están pasando las cosas y estamos mejorando ante los fenómenos complejos que enfrentamos.

 

Regeneración del proyecto a partir de evidencia

Los indicadores no siempre pueden decirnos los sentimientos y experiencias de las personas. Es importante la evidencia que dan los indicadores cuantitativos pero también hay que tomar en cuenta a las personas involucradas en el proyecto porque ellas son las que dan significado al proyecto.

Es así que hay una verdad profunda: la evaluación por si misma no es condición para que se mejoren los procesos. Los indicadores necesitan ser tan claros que nos permitan analizarlos y compararlos para evaluarlos.

Descubre los cinco principios que permitirán que tus proyectos trasciendan y tengan impacto. Mira la clase magistral ahora.

Aprovecha los precios especiales  si realizas el pago de inscripción a la Especialidad en Diseño y Evaluación Sistémica de Proyectos a más tardar el 15 de septiembre 2021.

Share this post