fbpx

Estar abiertos a explorar la vida toda

Estar abiertos a explorar la vida toda

La profesora e investigadora Graciela Messina, quien se ha dedicado a la investigación y a la narrativa del conocimiento, recientemente nos deleitó en nuestro espacio virtual UMA con la masterclass “El lugar de la investigación y la narrativa en el conocimiento”.
Aquí nuestra reseña.

Con un discurso plenamente amoroso, Graciela nos invitó a estar dispuestos a explorar y abrirnos a conocimientos nuevos. Mantener el deseo de aprender es fundamental para la investigación.

Saber narrarnos es fundamental para narrar, ya sea en forma oral o escrita; por tanto, la investigación y la narrativa del conocimiento están indisolublemente unidas. Tiene que ver con leer, interpretar, y construir memoria.

Cuando investigamos rompemos prejuicios, se dan procesos deconstructivos del conocimiento, ponemos en crisis verdades que están consagradas, observamos que no hay verdades absolutas y que todo está asociado a condiciones históricas que tiene que ver con lugares y tiempos.

Ahora en este momento histórico que vivimos de pandemia, se hace más evidente el tema de la desigualdad, pues la educación se lleva a espacios domésticos donde las condiciones desiguales son muy marcadas y la institución educativa que era un espacio que fungía para igualar situaciones, ya no lo es más.

Por si fuera poco, no todas las familias tienen acceso a la conectividad, y muchas veces se mezclan las dificultades tecnológicas con la poca práctica anticipada, además de habilidades no vistas con anterioridad.

Surgen también el cansancio en ambos lados de la pantalla, educador y educando, el aburrimiento y el desgaste son síntomas recurrentes. Sobre todo en este tiempo de pandemia, en donde necesitamos tener vínculos cariñosos, e interesarnos por el otro y narrarlo.

En la investigación surgen preguntas como: ¿qué hacer ahora ante este hecho? ¿Para qué hacerlo? ¿Cómo hacerlo?

Y dentro de estas interrogantes hay que valorar que esto también nos ha dejado aprendizajes, como el aprovechamiento del tiempo, aprender otras cosas que pueden surgir en el contexto. Buscar formas distintas de hacer educación, romper estructuras, como la estructura de grado para hacerla multigrado, abogar por la pedagogía activa, hacer currículos que creen condiciones de autonomía en los niños, conectar con distintos saberes y salir de los discursos catastrofistas.

En todo esto está presente la investigación como un impulso a mantener vivo el deseo de aprender, de vivir en el presente tomando conciencia que todo está acá. Transitar a mirar la totalidad de algo para profundizar en una lectura cotidiana de la vida y descubrir el arte en ella.

Sembremos cada día el deseo de aprender, de investigar y de narrar.

 

Mira la clase completa ahora
Conoce nuestra Maestría en Innovación Educativa para la Sostenibilidad

 

Por Angélica Ramos y Verónica López de la Maestría en Innovación Educativa para la Sostenibilidad

Share this post