fbpx

Tierra de Monte, Agricultura Libre.

Tierra de Monte, Agricultura Libre.

No es Fertilizante y no es un abono, es vida para tu tierra!

Propuesta de Agricultura Regenerativa

Por: Adriana Luna y Daniela Medina (estudiantes del Green MBA)Adriana Luna es egresada de la Maestría de Administración de Empresas Socioambientales (Green MBA) por la Universidad del Medio Ambiente y ganadora del Premio Banamex al impacto social 2015.

adry-luna

Soy bióloga. Siempre que me preguntan acerca de mis motivaciones empiezo con esa frase y es por que mi profesión para mi es mucho más que un título. Creo que nací para estudiar la vida; me apasiona, me conmueve, me inspira y me da esperanza…Siempre he tenido la fortuna de trabajar haciendo exactamente lo que me gusta y mi historia de vida me ha llevado a laborar en lugares donde los límites entre la sociedad y el medio ambiente se desdibujan y donde las actividades humanas ayudan a reproducir la vida…La agricultura para mi y para los que integramos Tierra de Monte es una de esas actividades donde existe el potencial para producir felicidad y salud, una actividad que convierte al ser humano en un elemento más del entorno, en un instrumento de la naturaleza para reproducirse y crear abundancia para todos”.

Específicamente en el área de acción de Tierra de Monte, la agricultura y los sistemas productivos se aislaron conceptualmente del resto de los ecosistemas. Las plantas a su vez se aislaron conceptualmente del medio en el que vivían reduciéndolas a máquinas controlables productoras de comida. Los procesos cíclicos de la naturaleza se quisieron reemplazar por procesos lineales de control humano mediante la fertilización, el riego y la eliminación de plagas. Inicialmente estos sistemas sociales florecieron gracias a esta estabilización ecológica y dio como resultado una oportunidad económica. Sin embargo, este éxito desató procesos subyacentes que lo destinaron al fracaso y que pasaron desapercibidos por todos los expertos en la materia.

En términos de condiciones laborales, hablando específicamente del uso de agroquímicos, la aplicación de fertilizantes y pesticidas causa importantes daños a la salud de los trabajadores agrícolas de manera directa. Se calcula que anualmente mueren 355,000 personas por intoxicación aguda (mata a 100 veces más personas que el Ébola) (World Health Organization, 2003) aunque, la Organización Mundial de la Salud acepta que esta cifra es una subestimación importante respecto a los número reales.

En México la información que se tiene al respecto es muy limitada y no se cuentan con datos de decesos por agroquímicos, sin embargo de 1995 a 2012 se registraron 67,711 casos de intoxicación aguda (Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, 2013) consistente en vómito, diarrea, calambres abdominales, dificultad para respirar y/o desmayo. En 2014 los casos reportados fueron 3,211 y para la semana del 7 de Septiembre de 2015 ya sumaban 3,032 (Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud 2015).

Si se considera que en promedio cerca de la mitad de los afectados no solicitan atención médica (Hernández González, Jimenez Garces, Jimenez Albarran, & Arceo Guzmán, 2007) que pueda ser registrada en el sistema de salud, es claro que éste es un problema sanitario grave en el país.

Por poner un ejemplo, en el mismo periodo (Enero-Agosto 2015) se registraron 3,000 casos de infección por Chikunguya (Huerta, 2015). ¿Por qué la intoxicación por agroquímicos, que es un padecimiento añejo y recurrente en México, no recibe la misma atención?

Paralelamente a las intoxicaciones agudas, los agroquímicos también ocasionan daños crónicos como cáncer (Alavanja, Ross, & Bonner, 2013), mutaciones o lesiones degenerativas en hígado y riñón (Ortiz, Avila – Chavez, & Torres, 2013) así como síntomas de daño neurológico (Aktar, Sengupta, & Chowdhury, 2009).

Por otro lado, a nivel ambiental esta práctica resulta en la contaminación de acuíferos, la pérdida de la capacidad de retención de agua y de los elementos minerales, disminución de la estabilidad estructural, se vuelven más sensibles a la erosión eólica y pluvial, existe compactación de suelos, vulnerabilidad ante plagas y enfermedades, proliferación de malezas resistentes, pérdida de la biodiversidad, residuos de agrotóxicos en los alimentos de origen agropecuario, etc (Dufumier, 2014). La aplicación masiva de agroquímicos en particular ha causado la acumulación de residuos en el suelo, resultando en acidificación y muerte de la gran mayoría de los microorganismos que viven en el suelo (Martin, Sumathi, & Kannan, 2011) lo que a su vez disminuye la fertilidad del suelo al interferir, por ejemplo con las relaciones simbióticas de las plantas y las bacterias fijadoras de nitrógeno (Fox, Gulledge, Engelhaupt, Burow, & McLachlan, 2007).

Proyecto “Tierra de Monte. Una Propuesta de Agricultura Regenerativa”

adry logo-tierra-de-monte

El proyecto comienza con un acercamiento tecnológico que regenera la vida del suelo al regenerar la red de microorganismos de éste y se culmina con un esquema de comercialización que busca realizar alianzas en toda la cadena de valor de nuestro sector, alineadas a un objetivo transformacional positivo para cada uno de los elementos. De esta manera, el proyecto busca asignar estos valores éticos al quehacer científico y empresarial facilitando que el hombre se reconecte con la red de manera armoniosa y empática. ¿Cuál red?, Todas.

  1. Que el ser humano se conceptualice como un elemento más de la naturaleza a nivel emocional, eliminando el concepto de “recursos naturales/capital natural”, reintegrándose y adoptando el rol ecológico que le corresponde.
  2. Que al producir sus alimentos, sea un elemento de generación de abundancia y diversidad para los ecosistemas.
  3. Que las relaciones entre los que producen, comercializan y consumen sean justas y faciliten el flujo de bienestar material para todos.
  4. Que los saberes conversen multidireccionalmente sin jerarquías; que la ciencia y los conocimientos llamados “tradicionales” se comuniquen y se encuentren sentido el uno al otro.adry_TIERRA-DE-MONTE-2Tierra de Monte comparte la tarea de atender los problemas complejos que involucran componentes económicos, sociales y ambientales, por lo que para poder abordarlos de manera eficaz, no basta con la intención de hacer un bien, sino que se debe de entender el sistema que se va a intervenir en todas sus dimensiones, relaciones y causalidades. Para ello, la adopción de un sistema de pensamiento integrador es necesario por sobrevivencia financiera y más importante, para proporcionar soluciones eficaces y apropiadas que se traducen en Modelos de Negocios innovadores ya que operan generalmente donde el mercado convencional ha fallado.Mediante un esquema de servicio en transferencia de biotecnología de vanguardia, promovemos la eficacia y sostenibilidad de la agricultura con el fin de garantizar el suministro de alimento de alta calidad y libre de pesticidas a los núcleos urbanos y el rescate de cultivos autóctonos de bajo rendimiento.Ofrecemos un portafolio de soluciones rápidas, amigables y altamente rentables a través de la recuperación de ecosistemas agroecológicos por medio de un Servicio de Transferencia Tecnológica que consta de acompañamiento técnico e insumos de aplicación en campo. Actualmente contamos con un catálogo de 7 productos.Nuestro servicio ha permitido a los productores disminuir o sustituir el uso de agroquímicos que envenenan el suelo, el agua y las personas. Hemos contribuido a la estabilidad financiera de los aliados y eso ha generado felicidad, sensación de reto y propósito a todos los que integramos este proyecto. Aunque esta empresa nació a la luz pública en Marzo de 2015, es un proyecto que fue concebido hace más de 10 años a través del estudio de Ecología Microbiana, Teoría de Redes y Restauración Ecológica.

    A la fecha, este esquema nos ha permitido dar atención a aproximadamente 33 hectáreas de diferentes cultivos en el centro y norte del país e incluso en regiones difícilmente accesibles como el Valle de San Quintín en Baja California Sur y en Tierra Caliente, Michoacán. Los excelentes resultados que hemos entregado nos han valido, para el siguiente año, la promesa de doblar o triplicar la superficie de aplicación de los usuarios consolidados, así como la capacidad de nuestros aliados de explorar nuevos territorios.

    En Tierra de Monte vemos un México en el que la producción primaria es una herramienta de regeneración y de abundancia para los humanos y para los ecosistemas, donde existe soberanía alimentaria y donde el derecho a una alimentación sana, segura y suficiente sale del papel y se convierte en una realidad. Vemos un México donde la agricultura es una actividad digna y rentable para todos, donde no existen las tierras abandonadas y donde el campo es una fuente de arraigo y fortaleza comunitaria, donde los saberes ancestrales y modernos se comunican en igualdad de condiciones y detonan la productividad virtuosa de la Tierra”.

    Mayores informes:

    contacto@tierrademonte.com

    Página y redes Sociales:

    www.tierrademonte.com

    https://www.facebook.com/tierrademonteagriculturalibre/

Share this post

Comment (1)

Deja un comentario