fbpx

La innovación educativa, educación tradicional y TIC

Aprender a valorar la vida

La innovación educativa, educación tradicional y TIC

¿Qué es la innovación?

Innovación educativa es un concepto que nos remite a la nueva educación. Pero, ¿qué es, en realidad la innovación?

Según los diccionarios, el término “innovación” tiene tres componentes: in-, nova y –ción, que significan:

nova refiere a renovar, hacer de nuevo, cambiar; también es novedad, cualidad de lo nuevo, cosa inesperada.

In es un prefijo que le da valor al ingreso, en la palabra innovación es de introducción de algo nuevo en una realidad preexistente.

ción es un sufijo que implica actividad o proceso, resultado o efecto, también realidad interiorizada o consumada.

Para María Moliner (1996), las innovaciones educativas son como la “Nova”. Esto es, como la estrella que adquiere repentinamente un brillo muy intenso, que conserva durante un tiempo y luego se apaga. Quienes introducen esos cambios son personas innovadoras. Es así como las innovaciones educativas se pretenden distinguir de la “educación tradicional”. Y esto es lo que fundamenta nuestra Maestría en Innovación Educativa para la Sostenibilidad.

Innovación educativa

Escuela tradicional

Innovación educativa

De acuerdo con Jaume Trilla (1996), la escuela tradicional es un conjunto de concepciones, métodos y técnicas didácticas, formas organizativas y disciplinarias. Estas no sólo proceden del pasado, sino que son consideradas obsoletas o superadas, aún cuando se sigan utilizando de manera generalizada.

En general, la escuela tradicional es autoritaria, jerárquica y jerarquizadora, centrada en el maestro, memorística, verbalista, enciclopedista, pedante, aburrida, clasista, selectiva, disciplinaria, rutinaria, pasiva, monótona, uniforme, despersonalizadora, represiva, punitiva. Pero sobre todo, la escuela tradicional está alejada de la realidad y de la vida.

Entonces, las innovaciones educativas en el mundo pretenden alejarse de estas características: https://www.redem.org/conozca-los-11-colegios-mas-innovadores-del-mundo/

Sin embargo, al analizar bajo la lupa del contexto en que emerge cada paradigma pedagógico nos damos cuenta de que ni lo tradicional resulta ser tan obsoleto, ni lo nuevo es en ocasiones tan nuevo.

Innovación educativa y tecnología

Innovación educativa basada en la tecnología

De esta manera, las propuestas educativas que hoy consideramos tradicionales fueron grandes innovaciones de sus tiempos, y que en algunos contextos aún siguen vigentes.

Por otro lado y en épocas recientes, la innovación educativa está asociada con la integración de las llamadas Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC al ámbito educativo. Las TIC son formas de tecnología que se usan para transmitir, almacenar, crear, exhibir, compartir o intercambiar información por medios electrónicos.

En consecuencia, la innovación educativa basada en las TIC hace énfasis en los medios para educar. Pero también se enfoca en herramientas que permitan desarrollar habilidades, procesos de pensamientos y actitudes ante la vida, la sociedad y los problemas.

Sin embargo, la tecnología no siempre es apta para todas las disciplinas, ni para cada proyecto. Cada disciplina y cada proyecto requiere una “caja de herramientas” que se arma de diferente manera, con o sin TIC.

Innovación educativa, Freire

Innovación educativa basada en la práctica

En la Universidad del Medio Ambiente, UMA, he descubierto que la innovación educativa va más allá de la forma y del contenido. De acuerdo con Francisco Imbernón (1996), es una “la actitud y un proceso colectivo de indagación de nuevas ideas, propuestas y aportes para la solución de situaciones problemáticas de la práctica, y que comportará un cambio en los contextos y en la práctica de la educación”.

Por consiguiente, la innovación que se vive en la UMA implica:

  • Actitud: disposición, curiosidad, ganas, entusiasmo, optimismo;
  • Procesos colectivos: colaboración en armonía, procesos en ocasiones lentos y largos;
  • Indagación: búsqueda, investigación activa, aprendizajes autodirigidos;
  • Aportes: propuestas, ideas, proyectos, prototipos, experimentación;
  • Compromiso con el potencial: aprender a asumir que el problema está separado de las personas, valorar lo que está por emerger pero aún no es realidad;
  • Codiseño: cambios anclados al territorio (con las personas y con el entorno físico).

Aunque abordar la innovación educativa tiene inmerso lo nuevo, no significa que se ignore el pasado. Por el contrario, reconocer las raíces de la innovación en la UMA permite recrear continuamente el pasado, para ajustarlo a las necesidades del presente.

 

Aprender a valorar la vida

Derivado de lo anterior, la Maestría en Innovación Educativa para la Sostenibilidad de la UMA tiene raíces profundas, a veces ocultas a veces invisibles, en Paulo Freire, Matthew Lipman, Joan-Carles Mélich, Reuven Feuerstein, Michael White, y otros tantos. Ellos nos han invitado a asumir la educación como una construcción con las personas.

En resumen, puedo decir que en la UMA, la innovación educativa pone énfasis en el prefijo in- y en el sufijo –ción, es decir en los procesos que permiten que lo nuevo ocurra.

Por: Ángeles López

 

Share this post

Comment (1)

Comments are closed.