fbpx

Política ambiental ¿plan y presupuesto en misma dirección?

Política ambiental ¿plan y presupuesto en misma dirección?

¿Cuál es la política pública y gasto público en medio ambiente de esta administración?

Por: Alejandro García @myosus

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con las de la Universidad del Medio Ambiente.

El presupuesto es la cantidad de dinero calculado para hacer frente a gastos (RAE). En México y en casi todos los países, cada año los gobiernos tienen que realizar su presupuesto donde plasman los planes de política pública. Es necesario recalcar que el presupuesto es propuesto por el poder ejecutivo y aprobado por el poder legislativo, en el caso mexicano esto sucede cada septiembre.

Los planes de gasto (presupuesto) presentan restricciones de liquidez y presupuestaria, por lo que estos planes pueden no cumplirse si la situación de recaudación (ingresos del gobierno) no se cumple según lo esperado. Por esto, es fundamental dar seguimiento a la situación de las finanzas públicas, por dar un ejemplo; si no se cumple el crecimiento económico de 2% del PIB esperado por el Gobierno para 2020, se tendrá menos recaudación por IVA e ISR lo que afecta la cantidad de dinero disponible para que el gobierno destine a programas sociales e infraestructura, por mencionar algunos.

El presupuesto, año con año, transparenta las verdaderas prioridades del Gobierno, pero también de forma relativa respecto a otros asuntos públicos de interés. El medio ambiente no es prioridad en el Presupuesto 2020 y tampoco lo fue en 2019. Para la protección ambiental el Gobierno presupuestó 16 mil millones de pesos, monto que representa el 0.26% del total. Para dar una idea, el gasto para el sector agropecuario, forestal y pesca se pretende destinar 58 mil millones, 3.6 veces más que a protección ambiental.

¿Y la Secretaría de Medio Ambiente?

El presupuesto de la Semarnat se ha reducido de forma dramática desde 2015, pero es el presupuesto de 2020 el más bajo desde hace 16 años. Con el presupuesto aprobado de 2004 se pretende lograr más ante una situación de contaminación y degradación ambiental.

El presupuesto de la Semarnat en 2020 es de 29 mil millones de pesos, esto es una disminución de 31% respecto a 2018, el último año de la administración anterior.

 

Los planes de los planes

Pero mencionamos que el presupuesto del gobierno es un plan de gasto que va guiado por un plan de política pública, esto para orientar el gasto que se hace de forma anual hacia metas y resultados de asuntos públicos. Esa es la teoría, debiera existir un Plan Nacional de Desarrollo (PND), el cual oriente el gasto público con indicadores y metas claras. En un segundo nivel los Planes Sectoriales deben establecer metas específicas para cada sector. Para que en un tercer nivel los programas presupuestarios con presupuesto anual van ejecutando el gasto para ayudar al cumplimiento del objetivo de política pública.

Lo anterior es lo que especifica la Ley (Ley de Planeación), sin embargo, al día de hoy sólo se tiene publicado un PND sin metas, estrategias, diagnóstico ni indicadores que sirvan para dirigir el gasto público. Tampoco se tienen publicados[1] los planes sectoriales que debieran orientar el gasto público de 2019 a 2024. El PND menciona como un eje transversal el desarrollo sostenible y enuncia una serie de estrategias con la palabra sostenibilidad, sin embargo, el presupuesto aprobado en 2020 nos deja ver que esa no es la prioridad.

Los programas presupuestarios de Sembrando Vida, Precios de garantía, Producción para el bienestar suman un presupuesto aprobado de 46 mil millones de pesos. Estos programas superan el presupuesto total de la Semarnat.

El presupuesto del gobierno en materia ambiental no obedece los (supuestos) planes de política pública ya que no existen. Pero a lo que se puede dar seguimiento es el presupuesto aprobado y pagado de los programas públicos. Evaluar y corregir son pasos básicos de las políticas públicas que no serán posibles sin tener claros los objetivos y metas por alcanzar. Si la intención es contar con un eje de transversal de desarrollo sostenible debe verse reflejado en el presupuesto.

 

[1] Al 11 de marzo de 2020

Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con las de la Universidad del Medio Ambiente

Share this post