fbpx

Prohibición de plástico ¿La solución a nuestro problema ambiental?

Prohibición de plástico ¿La solución a nuestro problema ambiental?

Por Ariadna Jiménez Rodríguez. Estudiante de la Maestría en derecho ambiental y política pública.

“Las opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de los actores y pueden no coincidir con las de la Universidad de Medio Ambiente”

Como seguramente muchos de ustedes han escuchado en los últimos años se ha comenzado a legislar la producción y consumo de plástico de un solo uso, pero ¿es realmente el plástico culpable de nuestro problema ambiental?

Aunque se ha satanizado su uso al grado prohibirlo en algunos países podemos mencionar algunos beneficios del plástico para diferentes industrias como la alimenticia, para empezar hablaremos de su alta resistencia lo que evita derrames o daños a los productos, es más higiénico y permite que el consumidor vea el alimento, su color, frescura y composición, evitando deterioros y cumpliendo con las reglas de higiene además es un material químicamente inerte esta característica beneficia también a la industria farmacéutica ya que nos permite envasar medicamentos.

Fueron precisamente estas ventajas las que provocaron consumo y producción intensivo lo que nos da la pauta de que en realidad, el problema que nos aqueja no es su uso per se, sino su disposición.

Y es que al tratarse de un material que no se descompone fácilmente permanece a nuestro alrededor por muchos años, utilizando espacio en rellenos sanitarios, de por si sobreexplotados por el problema de sobrepoblación que tenemos a nivel mundial, colapsando alcantarillado público o en el peor escenario contaminando cuerpos de agua.

No obstante, la solución esta en nuestras manos y aunque suene muy trillado es necesario reducir su consumo, tratando de seguir los consejos ambientales que todos conocemos; llevar contigo bolsas reutilizables o recipientes para evitar el uso de bolsas y plásticos de un solo uso, reutilizar envases de plástico de alta densidad rellenando siempre de la misma sustancia que contenía originalmente y por supuesto la acción más importante reciclar, hoy en día el reciclaje de estos materiales es muy sencillo, existen centros de acopio y solamente es necesario separar este material y mantenerlo limpio, afortunadamente su posicionamiento en el mercado de los residuos es muy bueno y por lo tanto podemos valorizarlo; tendrás un poco de dinero extra y estarás apoyando a la correcta disposición del plástico para que los alimentos y medicinas puedan mantener empaques inocuos conservando su vida de anaquel y disminuyendo el desperdicio.

Así que recuerda, la próxima vez que alguien hable mal del uso de plástico puedes contarle de sus bondades y de lo que debemos hacer para evitar su incorrecta disposición.

Share this post