Author - Brenda Berenice Villegas Valenzuela

Experiencias UMA: Minga Verde

Por Alma Patricia de la Luna GaonaMinga verde es una iniciativa que se dedica a compartir experiencias a través de proyectos, talleres, capacitaciones y diferentes labores en un amplio rango de territorios. Su lucha es hacia la transición del respeto y armonía de nosotros los seres humanos y la madre tierra. Marina y Fabricio han impulsado esta grandiosa labor y lo han hecho de la mejor forma ¡Viajando!A través de sus travesías por Latinoamérica han descubierto diversas culturas, notas y huellas de cada sitio, testimonios, cada uno de ellos han aportado a su gran conocimiento en temas como permacultura, ecología, agricultura orgánica y regenerativa, entre otros.Marina y Fabricio decidieron compartirnos un poco de su gran conocimiento respecto a las técnicas de reproducción de las plantas, en nuestra comunidad de aprendizaje. Diferentes tipos de reproducción asexual.Estolones: Descubrimos la técnica de reproducción por estolones. Los estolones se dan en aquellas plantas que tienen raíces poco profundas, los individuos jóvenes y nuevos reciben nutrientes y agua de la planta madre. Se corta el estolón y se siembra nuevamente. Esta técnica se puede realizar en cultivos como la hierbabuena, menta y es muy común en las suculentas y agaváceas.
Acodos: El acodo consiste en hacer que un tallo o una rama desarrolle nuevas raíces. En la UMA realizamos acodos aéreos, escogimos la rama más recta posible para realizar el acodo. Realizamos dos cortes horizontales, uno de cada extremo y uno horizontal, el cual unía a estos cortes horizontales. Retiramos con cuidado la primera capa de la rama, hasta que la siguiente capa quedo completamente expuesta. Con un cuchillo raspamos esta capa y la misma fue cubierta con un plástico de cocina y tierra. Con ayuda de una jeringa inyectamos agua, cabe mencionar que es necesario inyectarle agua constantemente para que la próxima raíz se desarrolle. ¡Solo será cuestión de tiempo, para ver los resultados!
Esquejes: También realizamos esquejes, los cuales son fragmentos de ramas, esta técnica la realizamos en plantas como la lavanda y el romero. Mediante esta técnica se pueden crear clones de la planta madre, es un método muy utilizado por los viveros. Aprendimos que existen diferentes bioestimulantes para lograr enraizar los esquejes, el que utilizamos fue una pasta a base de lentejas. Lo ideal es dejar remojando el esqueje en esta pasta durante una noche completa para lograr un mejor resultado.
Reproducción de semillas
Finalmente aprendimos un poco sobre la reproducción de semillas, utilizamos la escarificación el cual es un método viable para aquellas semillas con cubierta dura. Sumergimos las semillas en agua caliente durante cinco minutos, se sacan y se sumergen en agua a temperatura ambiente. Finalmente, cuando la semilla está lista se coloca en el almácigoo para proceder al cultivo, las que sobran se colocan en un recipiente fresco para evitar que entre humedad en ellas.
Otro método aprendido fue el empanizado de nutrientes: en el cual empanizamos a la semilla mediante melaza y harina de roca de esta manera la semilla obtendrá los minerales necesarios ¡desde el inicio de su ciclo de vida! ¡Fue sin duda una experiencia inolvidable!

Percibir el mundo desde la arquitectura

Por Laura Edelmira Cárdenas Barahona, estudiante de la Maestría en Arquitectura, Diseño y Construcción Sustentables.

Ethelbina Bellizia exponiendo maqueta de vivienda diseñada por su comunidad. Municipio La Primavera, Vichada Colombia

 Percibir diferentes elementos y sucesos cuando vamos recorriendo cualquier lugar y reaccionar ante las diversas señales que éstos nos transmiten, es algo inherente al ser, lo hacemos todo el tiempo, cuando recorremos las calles de una ciudad, senderos en veredas rurales, las carreteras de cualquier país y hasta en los recorridos que hacemos cotidianamente en espacios tan propios como los de nuestra vivienda, barrio o trabajo. Leemos los lugares desde nuestro entendimiento del mundo y hablando específicamente desde el ejercicio profesional, hacemos estas lecturas desde los aprendizajes en la academia y/o el desarrollo de nuestra profesión.   

Laura y Kathe diseñando un asentamiento para el Resguardo Indígena La Pascua. Vichada, Colombia

 Cuándo decidí estudiar arquitectura jamás imaginé que aprendería a ver el mundo cómo lo veo hoy, nunca pensé que adquiriría estos ojos y esta forma de entender los espacios, territorios y lugares.     La Arquitectura es el reflejo de las sociedades que la construyenEmpezando esta carrera me enseñaron a leer un lugar con el objetivo de diseñar objetos arquitectónicos; veíamos elementos como ejes de diseño resultantes de las calles, alturas de edificaciones, visuales, asoleación, árboles, vientos y de vez en cuando algunas dinámicas sociales en cuanto a usos del espacio y recorridos de personas, esto con el objetivo de realizar ejercicios hipotéticos de diseño. Luego, durante el desarrollo del conocimiento en esta profesión, llegó a mí un aprendizaje que considero muy valioso, la arquitectura es el reflejo de las sociedades que la construyen, y como resultado de esta idea concluí entonces, que la arquitectura la podemos hacer todos, todos somos arquitectos, todos como sociedad creamos arquitectura respondiendo a la forma de apropiarnos de un territorio y de habitarlo. Y con esta idea en la cabeza decidí que si iba a continuar mi aprendizaje profesional tendría que ser en un lugar dónde se pensara a la arquitectura desde las sociedades y su cultura. 

Reunión de diseño de Plan de Vida. Resguardo Indígena La Pascua.

 (...)la arquitectura la podemos hacer todos, todos somos arquitectos, todos como sociedad creamos arquitectura respondiendo a la forma de apropiarnos de un territorio y de habitarlo (...)    Así fue como encontré la UMA, vi lo importante que es para esta comunidad de aprendizaje el análisis de los sistemas socio-ambientales a la hora de proponer cualquier intervención del espacio, me llamó mucho la atención la interdisciplinariedad de sus ejes educativos y decidí que sería mi nueva casa de estudio. Ha sido una experiencia muy enriquecedora encontrar un espacio de conocimientos diversos donde he podido desarrollar la idea juntos a muchas otras personas, de que la arquitectura no es sólo levantar muros, es también el analizar todos los elementos que pudiéramos enunciar de un territorio, pensar en que éstos se vuelven insustanciales si no somos capaces de asociarlos entre sí y al contexto real del lugar al que pertenecen y obtener a partir de estos ejercicios, resultados coherentes que se convierten en principios reales de diseño. Entender nuestro papel como aportadores a un sistema de elementos activos sobre un territorio, y no como los que solucionan cualquier problema con unas cuantas paredes y cubiertas “bien pensadas”. Percibir el mundo de manera diferente 

Vivienda de bahareque construida por la familia de Pablito. Comunidad Bello Horizonte. Vichada, Colombia.

Esta forma de percibir el mundo nos hace verlo muy diferente, lo vemos complejo, nos cuestionamos sobre todo y nos invade ahora la necesidad de saber siempre más sobre los lugares a los que llegamos. Cuando llego a un lugar nuevo, no sólo me fijo en sus ítems arquitectónicos, o en su estética, ahora también me intereso en las sociedades que han construido estos entornos y en como las diferentes características culturales y ambientales conciben un lugar.

Comunidad de Aprendizaje.

Por Regina Celada, estudiante de la Maestría en Innovación Educativa para la Sostenibilidad. Maestra (o): Persona que enseña o forma, especialmente aquella de la que se reciben enseñanzas muy valiosas. | Persona de gran experiencia, sabiduría o habilidad en una materia.1 De eso escribo hoy, de la comunidad de maestros de la UMA que ahora sé que no solo está formada por los docentes que imparten clases, talleres y diplomados en la universidad, la comunidad de maestros incluye también a mis compañeras y compañeros, aquí, entre todos formamos una poderosa comunidad de aprendizaje. Doctoras, biólogas, directores, ingenieros ambientales, músicos, rebeldes, economistas, psicólogos, soñadoras, mercadólogos, analistas y abogadas; estas son solo algunas de las profesiones y características de los maestros de la UMA.

Compañeras de la UMA

       Los docentes y la UMA
Estoy segura que docentes y facilitadores de todos los posgrados son absolutamente admirables. Mis compañeras de otras maestrías siempre salen con cara de felicidad, emoción y admiración de cada una de sus clases, lo que me asegura que sus maestros son igual de interesantes que “los míos",y que también, me hace querer terminar con mi maestría e iniciar con las demás. Todavía recuerdo en la universidad ver el reloj durante clase pensando en querer que pase rápido el tiempo para poder salir a “platicar” con mis amigos; en la UMA es al revés, no quiero salir de clase para seguir conversando con el docente y compañeras en el aula.
Aunque bueno a veces si quiero salir corriendo a la cafetería por un brownie y café, a ese combo muy pocas personas se le resiste.En fin.

Vanesa Armendariz, Pensamiento Sistémico.

 
“Los Míos”: Mis maestros
Prefiero hablar solo de lo que me compete, en esta ocasión les platicaré de un par de nuestros maestros de “Educación” 2. Siendo honesta, me parece que la pequeña biografía que aparece en el portal de la escuela les queda corta, son personas en serio, tan maravillosas que las tienen que escuchar y vivir. ¡Todos vengan a la UMA a conocer a los maestros!

Benjamin Berlanga, Maestría en Innovación Educativa para la Sostenibilidad

 Primero quiero resaltar en general, la paciencia; paciencia para enseñar y para responder nuestras preguntas, en especial para no responderlas y tener la paciencia de llevarnos a que, de manera grupal, armemos una respuesta que nos agrade a todos. No es fácil.Segundo, las enseñanzas que nos dejan, sean parte o no del plan de estudios, son excepcionales. Conocer esos detalles que los hacen tan grandiosos, es realmente inspirador.   Uno de mis maestros tiene más de 30 años dando clase; es uno de los fundadores del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural (CESDER), localizado en la sierra norte de Puebla, que, en un inicio, empezó como una telesecundaria.  

Centro de Estudios Alfareros. CESDER. San Miguel Tenextatiloyan, Zautla, PUE.

 El CESDER a lo largo de sus 35 años ha desarrollado proyectos educativos de secundaria, preparatoria, licenciatura y posgrados en la región. 3 Las actividades realizadas por el centro van desde un Centro Alfarero, que apoya a actividades de familias de alfareros en la localidad, hasta centros experimentales agropecuarios y un consejo de administración para la defensa del territorio. Imagínense la gran cantidad de experiencias y conocimientos que han acumulado.  

Daniel Hernández, Educación para la Sosteniblidad

Otro de nuestros maestros, que ha sido muy especial y una fuente de inspiración ENORME para todas, me atrevo a hablar también por mis compañeras, se formó en la maestría de “Educación y Comunicación Ambiental Participativa”; de él destacan su paciencia y pasión por la educación ambiental, en especial distingo su esperanza realista, su visión poderosa y sus actividades retadoras. Me ha inspirado a conocer e indagar en la relación que tengo conmigo, con la educación y con el mundo; principalmente, a tomar acción en mi vida de una forma amorosa y a nunca dejar de re significar el conocimiento y mis objetivos, no importa cuantas veces lo cambie.   Estoy agradecida por este primer semestre, he aprendido muchas cosas, entre ellas, el estar presente y a entregarme por completo a las oportunidades que se me presentan. Estoy feliz y agradecida por todas esas relaciones y conexiones que voy iniciando, con mis compañeras, compañeros, maestros y senseis.

MIES 2019

 ¡GRACIAS!    1Definición de Maestro según LEXICO, by Oxford Dictionaries. https://www.lexico.com/es/definicion/maestro 2El nombre completo de la maestría es Innovación Educativa para la Sostenibilidad, de cariño le decimos sólo “Educación” porque es corto; es importante resaltar que es Innovación, y se especializa en Sostenibilidad al igual que los demás posgrados en la UMA.. 3 Nuestra Historia. El CESDER. https://www.cesder-prodes.com/nuestra-historia

Israel, ejemplo de economía circular en tema de agua.

Uno de los grandes ejemplos que ilustra la economía circular y que se presenta a continuación, es el manejo del agua en Israel. El agua, recurso importantísimo que tiene un lugar super importante dentro de los Objetivos de Desarrollo Sustentable.  En 2016, se realizó la reunión de los países del mundo en Estocolmo, organizada por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI). Los expertos discutieron la necesidad de buscar un cambio de paradigma en el que se implemente la economía circular.Economía Circular, caso de éxito El objetivo: maximizar el valor y la utilidad, a partir de la regeneración. El cambio de paradigma se ha planteado debido al crecimiento poblacional a largo plazo que demandará una cantidad importante del valioso y limitado recurso. Teniendo una economía lineal, este recurso natural se desecha sin tener un manejo responsable y pone en riesgo la accesibilidad del agua dulce. Pronósticos para 2030:
  • Demanda mundial excederá los recursos al 40%
  • El agua será la causa principal de conflictos, migraciones, degradación ambiental, desigualdad y crisis económicas. “Amina Mohammed
  • Los países de América Latina se enfrentarán a situaciones de escasez económica de agua en 2025 a excepción de Panamá, Costa Rica, Ecuador, Surinam y Uruguay. 
  • Las mejores prácticas las tiene Israel, quien tiene el primer lugar en reutilización de agua residual en el mundo.
  • Israel recicla el 75% de total de aguas residuales. 
 Círculo VirtuosoRetomando el ejemplo de Israel, es interesante el círculo virtuoso que se genera con el agua. La potencia a nivel mundial en el manejo del agua, cumple con las características de la economía circular y con detalles extras de tecnología e innovación.  Israel es un país que en el que el 60% es desértico, lo que lo hace semidesértico. Lo anterior, nos permite saber que el recurso del agua es escaso y que el país debía solucionar la demanda de la población y la economía. El  gobierno realizó un plan nacional que invitó e integró a varios actores de sociedad para poder generar la tecnología y la innovación que se encontraba en manos de la iniciativa privada y de 5 mil Startups con una gran participación de la sociedad consciente y responsable. La estrategia del Gobierno Israelí ha sido desarrollar tecnología e innovación, misma que  ha permitido desarrollar plantas desalinizadoras que ocupan agua del mar Mediterraneo; dicha  planta está 100% automatizada, trabaja las 24 hrs y cuenta con tan sólo 2 empleados en el centro de control, de hecho, Israel cuenta con la planta desalinizadora más grande del mundo. El único problema es que el 50% del costo, corresponde al gasto de la energía eléctrica. Participación Ciudadana Educación y Conciencia.La participación de la sociedad juega un papel importante pues Israel sólo tiene 10% de desperdicio del agua, en comparación, Londres desperdicia 40% de este recurso. Pero en lo anterior tiene una gran participación el gobierno que  implementó educación y concientización del uso de este valioso recurso. Por otra parte, las tarifas del agua son iguales para todos los sectores de la sociedad, a nadie se le da gratis, ni es subsidiada. Después del consumo doméstico e industrial, se capta y se trata el 91% del agua residual y el  85% de esta, se reutiliza para el riego de sembradíos. Está actividad innovadora ha permitido tener abundancia del recurso lo que permite el desarrollo económico y social del país, pero no sólo eso, también le permite compartir agua a otros países como: China, India, Brasil, Estados Unidos y Jordania. En caso de replicarse estás valiosas prácticas, tendríamos un mejor manejo del recurso más importante para la vida. Impactando en el consumo y la protección de los cuerpos de agua. Fuentes:World Water Week. https://programme.worldwaterweek.org/  Israel sin sed. Nace el nuevo milagro del agua. Miguel Angel Pallares Gómez. El Universal. 13 Junio2017 http://www.eluniversal.com.mx/articulo/cartera/negocios/2017/06/13/israel-sin-sed-nace-el-nuevo-milagro-delagua La escasez de agua, una nueva normalidad. Tizziana Trota. El País. Estocolmo. 29 Agosto 2019. https://elpais.com/elpais/2018/08/27/planeta_futuro/1535383053_155930.html

Al calor del comal en San Mateo Acatitlán

Por Laura Gisela Agudelo A, estudiante de la Maestría en Agroecología y Sistemas Alimentarios RegenerativosAl calor del comal hablamos del tiempo seco, al calor del comal compartimos la preocupación por la velocidad de la vida y sus vertiginosos cambios, al calor del comal calentamos tortillas para comer con sal y un poco de salsa, al calor del comal nos hemos ido conociendo; al calor del comal tostamos chiles, revivimos viejas heridas y vemos el futuro en los ojos de los pequeños. ¿Cómo hablar de mi experiencia en la UMA sin referirme a Silvano? Soy una de tantas umanas y neovallesanas que recibimos de la sonrisa de Silvano la iniciación a la vida en este pueblo, y para mayor fortuna, el ingreso a la cocina de Esperanza Estrada, su esposa. 

La Cocina de Esperanza

 En uno de los gélidos fríos de enero reconocía el territorio que sería mi paisaje durante este par de años de los que hasta ahora transcurren siete meses (y muchas tortillas, mole, huevos criollos y hasta tamales). Anochecía y el portón abierto de la UMA me invitó a entrar. Silvano cosechaba aguamiel ¡allí, en la que sería mi universidad, una persona del pueblo cosechaba para hacer pulque! Una grata y sociambiental bienvenida al campus, pensé.  En casa de Silvano (aún no en la cocina, hacía muchísimo frío, era tarde y éramos desconocidos), renové mi recuerdo del sabor de esta bebida ancestral; dos o tres vasos de pulque fresco combinados con su pan homónimo. La conversación se hiló con facilidad, las anécdotas fluían como el pan del horno (quien conozca esta familia sabrá que no exagero, asina es), y yo no hallaba la manera de pedirles que me enseñaran a hacer tortillas. Con torpeza me atreví a confesar que me encantaba cocinar y que aunque no sabía muchas recetas colombianas, podría investigar para intercambiarlas (¿tortillas por arepas?).   

Quería absorber algunos conocimientos de la cocina mexicana salientes de ese sexy fogón de leña que se atisbaba al fondo de la cocina, pero sobre todo, quería que una persona con una sonrisa tan diáfana y tanta serenidad me compartiera algo de su cotidianidad ¡Me esforzaba por parecer suficientemente amable y un extraterrestre inofensivo para Esperanza! 

 

Recetas y palabras nuevas

 Siete meses después tengo fragmentos deliciosos de la historia de San Mateo Acatitlán, reflexiones de vida y del territorio y su transformación, opiniones y posturas éticas sobre la salud y la enfermedad en estos tiempos y su relación con lo que comemos (y no comemos). También tengo infidencias de lado y lado (para eso son las cocinas, ancestralmente), algunas recetas y un léxico completamente nuevo que les comparto, principalmente a los extranjeros como yo para los que seguro es novedad. Me perdonarán la ortografía los nativos, aún no tengo diccionario de mexicanismos de la AML y esto es “de oídas”. Nixcomel: maíz cocido con la calLejayote: el agua que queda y que sirve para curar comales de barro (entre otras, supongo).Tejolote: mano de piedra del molcajete.Chiquihuite: donde se ponen las tortillas (tortillera)Hoja de milpa: hoja de maíz que sirve para envolver tamales de solo masaPero al calor del comal no he aprendido a hacer tortillas: no las sé disponer, se me quedan en la mano y al lanzarlas se hacen “barquitos”, como me dijo Esperanza riendo. Y pienso, si hace años me dijeron que cuando la tortilla se infla la persona que la puso está lista para casarse, ¿qué se puede interpretar en mis barquitos? Me he abstenido de preguntar.  Por lo pronto pienso que indican la maestría que se alcanza de manera natural cuando se hace lo que se lleva en el alma; así veo hoy la cocina y por eso la concibo como un lugar para tejer, para intercambiar y por qué no, para disentir, porque nos conocemos y respetamos. Somos diferentes, preparamos nuestros alimentos de formas diferentes, pero nos sentimos cobijados, seguros y queridos cerca del fuego, al calor del comal.   

Quédate en Acatitlán…

Por Vianney González, alumna de la Maestría en Turismo SostenibleDespués de unos cuantos mensajes de texto entre mi “host” y yo para afinar algunos detalles de mi estancia, me dirijo entre emocionada y nerviosa a una casa que no conozco y con personas que jamás he visto.Cecilia abre la puerta y me presenta a Carmina (su hija de dos años) y a Lupita (su hermana), me muestra la casa y me lleva a mi habitación (individual y con baño privado). Mientras Ceci prepara de comer (acuerdo previo de alojamiento con cena) y Lupita me cuenta que está estudiando para ser veterinaria, yo juego a armar torres con Mina.  

Hospedarse en Acatitlán 

Cuando estoy sentada a la mesa, llega la Sra. Guadalupe, nos presentamos y yo le agradezco el abrirme las puertas de su hogar. Platicamos un poco de esto y de aquello y junto con unos molletes, me dan a tomar un agua riquísima de frutilla. Luego llega el resto de la familia y yo me retiro a descansar para estar lista a las ocho para el fuego del tai chi.  La mañana siguiente, salgo y de frente a la casa donde me quedo, veo un campo grande lleno de gansos, gallinas, guajolotes y pollitos. A paso lento, me voy alejando de la casa y voy sintiendo el aire fresco que deja el rocío de la mañana, ando otros pasos y llego a la iglesia de San Mateo Acatitlán, cruzo la calle y saludo a los militares que hacen guardia, sigo caminando y lleno mis pulmones de aire fresco mientras mi sonrisa se ensancha cada vez más al contemplar el paisaje al amanecer.  Después de otro día de grandes aprendizajes en la UMA, culminados con una sesión de Aikido, llego nuevamente a “mi casa”, esta vez me recibe la Sra. Guadalupe, me prepara unas sincronizadas gorditas y deliciosas y se sienta conmigo a platicar de la escuela, de sus hijas, del clima, de los cambios en Acatitlán desde la construcción de la carretera y muchas cosas más; ayudo un poco a recoger la mesa y me voy a descansar. Mi cama es individual, pero muy cómoda y calientita, me duermo enseguida.Crear lazos con la comunidadEn la UMA, platico con Naty —compañera de la maestría de nacionalidad colombiana—, me dice que está encantada con el alojamiento en casa de Doña Diana, me cuenta que ahí se quedan ocho personas en tres cuartos y que ha sido un muy buen fin de semana; incluso contrasta la diferencia entre esta opción de alojamiento y una mala experiencia que tuvo rentando un airb&b. Naty concuerda que las platicas con su anfitriona han sido agradables y le han servido “para aprender más de las habilidades que tenemos y lo que se puede hacer en conjunto”.Llega la última noche, esta vez tocan tacos de pollo y tacos de papa, platicamos sin alargarnos mucho porque al día siguiente es lunes y todos en la casa se levantan más temprano. Nuevamente agradezco todas las atenciones, la apertura, la comida, las pláticas y la disposición para hacer lazos. Me despido de todos y me voy a dormir.  La mañana del último día de la UT, salgo con maleta en mano y en la entrada me encuentro a la Sra. Guadalupe, bajo la maleta y me quedo a sentir el fresco de la mañana con ella y a intercambiar unas últimas palabras: “Soy de las personas que les gusta abrir puertas para que cuando mis hijas toquen, también se las abran”. 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 Quédate en Acatitlán es una iniciativa del área de turismo sostenible que tiene como fin ofrecer una alternativa de hospedaje cercano a la UMA, mientras se fortalece la relación de los umanxs con la comunidad local. Más que un alojamiento, es una oportunidad de hacer una inmersión más completa con el entorno “y a través del turismo, ser un puente para construir comunidad en el lugar” (Naty).El programa, actualmente dirigido por Alejo Heymo becario profesional de la Maestría de Turismo Sostenible ofrece siete opciones de alojamiento de diferentes estilos y con servicios variados. La expectativa es aumentar el número de personas involucradas en el proyecto para lograr una experiencia auténtica y enriquecedora de intercambio cultural, que impacte positivamente en la economía local. 

A bordo de plástico

Por Natalia Tavera, Alumna de la Maestría en Turismo SostenibleLa Huella de Carbono en un viaje trasatlántico.El pasado 22 de Mayo tuve la experiencia de abordar un Boing 777-200 haciendo una de las rutas aéreas más largas que se están haciendo en la actualidad: JohannesburgoAtlanta (13,581km en 16 horas 50 minutos). Por solo el trayecto de ida (sin contar alojamiento y traslados) dejé una huella de carbono de 1.01 toneladas, situación que me pone a pensar. Como si no fuera suficiente cargar con toneladas de CO2 después de mi hermoso viaje a África, un desfile de plástico de uso común comenzó frente a mi durante al vuelo. Primero botellas plásticas de agua para todos porque en un vuelo de casi 17 horas quieres mantener a toda la cabina hidratada y saludable. En este 777 con capacidad para 291 (el vuelo iba al 80%) más su tripulación, podemos hacer algo de matemáticas de cuántas de estas botellitas quedarán flotando en el mar.  

La Cultura del Plástico

Después de esto, me pasaron audífonos empacados en plástico, seguido de un snack en el que pedí: un whisky doble en vasito con mixer, botellita desechable, unas galletas y unas frituras, sobra decir que todo venía en empaques plásticos desechables.        Más tarde llegó la comida que es un gran despliegue de este espectacular material resistente y ligero, pero con una gran problemática después de su uso. Pedí la comida vegana porque creía que al no consumir carne en un trasatlántico podría contribuir en algo, el tema es que esto también es una pequeña palmadita de espalda. Los niveles del oxígeno de la cabina se disminuyen para que los pasajeros duerman y la tripulación controla el comportamiento con luces y calor. Una gran estrategia de manejo de grupos. ¿Tienes frío? Pues acá tienes tu cobija empacada en plástico, por supuesto.   El efecto de los whiskys y de una maratón de documentales de vida salvaje me hicieron entrar en un profundo sueño. Me perdí, aparentemente, de un helado de chocolate porque vi envolturas a mi alrededor al despertar. Desperté ya sobrevolando la costa de Georgia, EE.UU., con una segunda comida seguida de un plátano (claro en empaque plástico, porque la cáscara del banano no es suficiente), un pan y un poco de agua en vaso.     Siempre viajo con un termo y una botella para evitar usar desechables, pero pareciera que hacerlo a bordo de estos vuelos es un tema político. La tripulación siempre me miraba y me preguntaba: ¿por qué? Y aún así no tuve la habilidad para esquivar 3 vasos plásticos de agua. Si no te vas a comer algo, es mejor que no lo recibas. Al tocar algo de la bandeja por política debe desecharse.   ¿Qué recomendaciones podrías darme a mi o a los viajeros para reducir esta generación de basura plástica? ¿No crees que deberíamos exigirle a las aerolíneas transparencia en sus políticas de manejos de residuos? Hi FLY ya hizo el primer vuelo libre de plástico a comienzos de año entre Portugal y Malta y Air Seychelles planea hacer lo mismo para finales de este año entre Johannesburgo y Mahé. ¿Te interesa medir la huella de carbón de tus viajes y poder hacer algo al respecto? Mira este medidor desarrollado por Sustentur: https://turismocerohuella.com/

El proceso del compostaje

Por Alma Patricia de la Luna Gaona, alumna de la Maestría en Agroecología La composta lenta o composta húmeda, un beneficio para la reincorporación de los residuos orgánicos a la tierra.Composta Uno de los procesos de reciclaje más fácil de realizar y noble en el proceso de transformación, es la elaboración de abono orgánico o composta.  En este texto abordaré un poco de ello, además de brindar algunos consejos que pueden ser útiles, para implementarla . Definamos primero lo que es la Composta: un proceso de degradación de la materia orgánica, este proceso se da naturalmente, sin embargo surge la pregunta de ¿Por qué ya no se lleva a cabo ya de forma natural?  Y esto es porque hemos sobrepasado la cantidad de residuos a generar y porque no realizamos la separación correcta de nuestros residuos y los enviamos directamente a los vertederos.Hablemos de la infraestructura y materiales necesarios para este proceso.Existen diferentes tipos de composta, este texto se enfocará en el proceso aeróbico para obtener composta, conocida como composta lenta o húmeda. Por sus características es importante tomar en cuenta que el espacio a elegir debe ser abierto y contar con  una buena circulación de oxígeno.Lo primero que se debe considerar al implementar una composta es el espacio disponible y que se requiere de una infraestructura adecuada, por estética y para evitar malos olores. Los consejos para la infraestructura que tenga  ventilación. Se debe colocar una malla sombra la cual ayudará a controlar la temperatura y la humedad; Contemplar, también, que es necesario evitar el ingreso de aguas pluviales ya que esto puede afectar y echar a perder el proceso de descomposición de la materia orgánica, por lo cual es necesario considerar la nivelación del suelo en el que se colocará la composta. Y por último tener una toma de agua cercana, ya que necesitarás este recurso para regar tus pilas continuamente en temporadas de calor.¿Cuáles son los pasos para realizar la composta? Las operaciones centrales de la composta son la degradación, pasteurización (temperatura mayor a 50°C) y la maduración (temperatura ambiente). La composta húmeda es ideal para degradar materia orgánica como hojas secas y residuos de poda. La formula es generar pilas con capas intercaladas de los siguientes materiales: Por cada kilogramo de materia seca (pasto seco, ramas trituradas) se requiere 1 kilogramo de materia fresca (pasto fresco, residuos de verduras y frutas) y 250 gr de tierra, en ese orden hasta lograr obtener 1m3. Algunos consejos durante la implementación de  composta son:-Busca la separación desde el origen de tus residuos orgánicos, considera que los más aptos son aquellos provenientes de frutas y verduras -Generar logística, rutas y horarios de disposición de residuos dentro de la organización te ayudará bastante en la recolección. -Al realizar tu pila de composta es importante monitorear constantemente la temperatura durante los primeros tres meses de esta. Se recomienda abonar cada 6 meses las áreas verdes.  ¡La mejor forma de realizar la composta es experimentar en cada pila! 

La gastronomía mexicana y la responsabilidad del turismo sostenible.

Por Gerardo Ibarra Parra, estudiante de la maestría en Turismo Sostenible.

Remedios Ávila - Cocinera tradicional de Puebla
Armando de la Peña para Ruta Origen

 En 2010, la gastronomía mexicana fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.La cocina mexicana es un universo infinito, pues se reproduce, se inventa y se adapta en cada cocina, en los fogones y en los hornos de las casas, en los restaurantes y los puestos callejeros. La inventiva mexicana es la leña que alimenta la evolución y el rescate constante de la tradición y el orgullo mexicano. La personalidad mexicana es anfitriona por naturaleza. Amamos compartir nuestra cultura y nuestras tradiciones, disfrutamos comer tanto como compartir nuestra comida. Eso hace de México uno de los mejores destinos turísticos del mundo.Algunos chefs y otras personalidades en los últimos años se han declarado como los “salvadores” de la cocina mexicana mientras que durante décadas y hasta el día de hoy, hay hombres y mujeres que se dedican a mantener la tradición gastronómica de México, en el campo y en la cocina, de forma honesta y sin pretensiones. En muchas ocasiones estas personas no son reconocidas y son quienes más sufren las profundas injusticias en las que vivimos en México. Fuentes de ingreso insuficientes, falta de acceso a recursos para una vida digna, inaccesibilidad a equipo y recursos que permitirían tener una mayor productividad para sostener la producción tradicional de nuestros alimentos, recetas y la riqueza gastronómica del país.

Nely Córdoba- Cocinera tradicional de Tabasco
Héctor Frappé Para Ruta Origen

Distribuir la riqueza generada a través del Turismo de manera más equitativa.Aquí es donde el turismo sostenible ofrece una alternativa fresca para equilibrar la balanza a favor de personas y comunidades que dedican su vida al campo y a la cocina mexicanos. El país se encuentra bien posicionado como destino gastronómico en todo el mundo y aunque estamos dentro de los primeros lugares en número de turistas internacionales recibidos, la riqueza generada no ha sido bien distribuida. De acuerdo Brian Mullis a en su artículo “La paradoja creciente: ¿el turismo puede ser sostenible?” para el World Economic Forum, solo entre el 5 % y el 10 % del dinero de los turistas permanece en los destinos que visitan. Y esto implica que las comunidades receptoras y quienes producen los alimentos in situ no pueden acceder a la distribución justa de la riqueza en la mayoría de los casos.El turismo es una industria en crecimiento tanto en cantidad de viajeros como en divisas generadas por actividades directas e indirectas. Los modelos de turismo sostenible fomentan una distribución justa de los recursos y de trabajo lo que crea una opción viable para la reducción de la pobreza y las desigualdades, en especial, en países en vías de desarrollo. Los modelos de turismo sostenible promueven relaciones positivas entre comunidades, prestadores de servicio y viajeros, creando experiencias valiosas y generación de valor positivo.La Gastronomía Mexicana es única en el mundo.

Gema Ávila – Cocinera tradicional de Puebla
Mónica Godefroy para Ruta Origen

La gastronomía mexicana es una mezcla de tradiciones, visiones y recetas de todo el mundo, desde la cocina prehispánica hasta la cocina conventual, pasando por la comida callejera y las tendencias gastronómicas actuales; México es uno de los países con mayor variedad de alimentos y recetas gastronómicas y esto puede ser aprovechado por el turismo.Como Anthony Bourdain decía, la comida mexicana es más antigua incluso más que las grandes cocinas de Europa y a menudo profundamente compleja, refinada, sutil y sofisticada. La comida es un lenguaje universal que puede crear vínculos profundos entre viajeros y comunidades receptoras. La participación de comunidades locales que produzcan y preparen sus alimentos no sólo promueve la generación de riquezas, también promueve la conservación del patrimonio biocultural de México en un contexto inolvidable.  La industrial de turismo tiene una gran oportunidad, pero sobre todo la gran responsabilidad de recuperar la cocina mexicana tradicional a través de modelos de turismo responsables que permitan el acercamiento de los viajeros nacionales  extranjeros a conocer el verdadero valor y el origen de nuestra cocina.Programas académicos como la Maestría en Turismo Sostenible y la Maestría en Agroecología y Sistemas Alimentarios de la Universidad del Medio Ambiente nos plantean una nueva forma de entender nuestros sistemas productivos y de servicios para diseñar y crear proyectos y empresas sostenibles en México relacionadas al turismo y la producción y manejo de alimentos.  

Experiencia tabasqueña: entre el cacao y el habanero

Por Natalia Tavera, Maestría en Turismo Sostenible Tabasco, más que un espacio geográfico, es un sentimiento. Para mi es un estado de ánimo. Al hablar de Tabasco me decían “¿Qué vas a ir a hacer en Tabasco?” o ¡¿Tabasco!? ¿Vas a pagar por ir a morirte del calor!?. En los países siempre hay zonas que se desarrollan más que otras generalmente obedeciendo a intereses económicos o geopolíticos, otras regiones quedan en el olvido del proyecto nacional o, incluso, de la mira de los viajeros. Este es el caso de esta región ubicada al sur oriente de México sobre el Golfo de México, una antigua zona de explotación petrolera con poco flujo de viajeros. Por una serie de casualidades llegué a la Ruta del Cacao, un pretexto para conocer aquella región olvidada. La riqueza de México es infinita, tanto que aún tiene el privilegio de contar con lugares salvajes e inexplorados como el delicioso ¡Tabasco!No, la salsa Tabasco no es tabasqueña la hacen en Estados Unidos y si, hace un calor del mal. El punto de encuentro fue Villahermosa, conocida por ser capital de la explotación petrolera en la región. Existen diferentes iniciativas para diversificar las fuentes de ingresos y, de hecho, la Ruta del Cacao es un viaje para explorar estas alternativas a través de visitas a comunidades organizadas en torno a la producción del fruto y la semilla.  La Ruta del CacacoA través de un viaje gastronómico se descubre la región y se aprende sobre el delicioso cacao. Llegar es muy fácil, 1h 20m de vuelo desde Ciudad de México (también hay vuelos de Guadalajara y Cancún) o, si se siente más aventurero, se puede tomar un autobús de 10 – 12 horas desde la capital del país (hágalo si se va a quedar más tiempo, o siga su viaje hasta Yucatán). El alojamiento para esta salida fue en una hacienda en Comalcalco a 1 hora de Villahermosa (si no es de hostal, la opción es el Casa Real). La Chonita, es un hermoso proyecto liderado por Eduardo quien recuperó y reconstruyó una edificación de mediados del siglo XIX. Después de que se reuniera todo el grupo, salimos por nuestra primera comida en El Acuario un restaurante local en un muelle sobre la ciénaga del golfo. Lejos de estar en la mira el cacao, esta primera tarde/noche transcurrió entre aguachile (mi preferido y el responsable de mis picadas más salvajes: un ceviche con mucho chile especialmente habanero), tortillas al ajo, mojarra frita con salsas mexicanas y muchos, pero muchos mariscos. El almuerzo se convirtió en cena mientras escuchábamos historias de nuestro conductor y nuestro guía. Al bajar el sol sobre los mangles y el agua, se dio un momento ideal para observar aves y simplemente contemplar. Después de una agradable noche en un dormitorio compartido (así es, son 6 camas con 1 ventilador) y un desayuno ligero con café y fruta, salimos hacia nuestro día de visitas para aprender más sobre el cacao y, por supuesto, seguir comiendo. Nuestra primera parada fue en un puesto de carretera para probar el Pozol, bebida prehispánica, base de la alimentación de la región. Al estilo de la antiguo los tabasqueños, como sus ancestros mayas y olmecas, consumen una bebida de súper alimentos a base de cacao y maíz en una totuma o jícara. Con un sabor similar al del chocolate este refrescante elixir es ideal para largas jornadas de trabajo y mantener una nutrición balanceada.  La nueva tendencia debe ser el Turismo TransformativoMás tarde visitamos un proyecto social a cargo de Doña Estela. Ella, una empoderada y auténtica tabasqueña, usa su liderazgo para entrenar a miembros de su comunidad locales en la producción del cacao para poder emprender y así generar un desarrollo local sostenible. El mensaje es claro: “Del cacao no se desperdicia nada” dice Noemí, una de las mujeres de este colectivo y Leonel, uno de los hijos de Estela. En repetidas ocasiones hacen énfasis en la importancia de rescatar su historia, cultura y tradición. Estamos haciendo parte de un turismo transformativo que además de ofrecernos a los viajeros experiencias profundas, logramos ser parte de cambios sociales. Es la nueva conciencia del turismo y hacia donde debe ir la industria: viajar para transformar. Una nueva comida me estaba esperando: deliciosa tortilla frita y crujiente rellena de queso y camarones frescos acompañada, por supuesto, de una salsita de habanero. Se sirven muchos caldos, especialmente de camarón, pero por el calor no me animé a pedirlo. Más tarde continuamos hacia un improvisado muelle para abordar una rústica embarcación donde Albino, su capitán, nos llevó a pescar y a navegar por la ciénaga entre los manglares. Otro increíble atardecer bajo el cielo tabasqueño poniéndose de colores naranja, ocre, rojo y, al mismo tiempo, la luna llena imponente asomándose por el horizonte. Tiempo perfecto para saltar al agua, nadar, contemplar y disfrutar. Las largas chimeneas de los enclaves crean un paisaje surreal, naturaleza e industria pero entre ello los humanos disfrutando. La fogata que se hizo en el atolón de arena terminó convirtiéndose en baile y cerveza, celebrando una jornada triunfante de cacao, transformación social y amigos. El tercer día comenzó de forma perfecta: cata de chocolates en la Hacienda la Luz quienes son los orgullosos productores de los Chocolates Wolter (Oro en los International Chocolate Awards). La degustación de alta cocina está liderada por chefs de repostería y uno de los fundadores del lugar. A la altura de un vino o un whisky, se catan estas dulces delicias para encontrar sus contrastes, rastrear sus sabores e identificar los gustos. Mi preferido: el bombón de maracuyá, ¡qué delicia! La visita termina con un recorrido por la hacienda para aprender más sobre el cacao y descubrir, por ejemplo, que es una pasada desde el momento en el que se abre el fruto y se disfruta la semilla (¿ha probado el mucílago? Quizás lo más rico del fruto). También se pueden ver otras especies de árboles que producen allí como la pimienta, canela y mango. En la tarde visitamos otro proyecto de la comunidad llamado DRUPA donde hay investigaciones sobre el uso del cacao, demostraciones y más catas de chocolate. Destaco este lugar para los niños (o adultos que disfrutan poniendo chocolate en tu cara) pues es la oportunidad de jugar un poco con el cacao, embarrarse y reír a carcajadas… o no.   La noche termina con una sorpresa: un costal de 20 kilos de ostiones recién sacados del agua. Nuestros guías, como todos los tabasqueños, quieren demostrar su amorosa hospitalidad y orgullo local a través de la comida. Cocinando los ostiones a las brasas, pescados empapelados, cerveza y salsas picantísimas termina esta noche del sábado santo en la Hacienda La Chonita Mi último día en Tabasco empezó en Villa Encantada. Las peleas de novios en restaurantes, el regaño de mis papás en la mesa o un habanero demasiado picante, han sido las pocas cosas que me han hecho llorar mientras ingiero alimentos. Pero las señoras que nos recibieron en este lugar lograron conmover lo más profundo de mi a través de su amor expresado en delicias gastronómicas. Hablamos más del cacao, ya puedo distinguir entre un criollo y un forastero y que me gusta mi chocolate amargo. Mis lagrimas empezaron a salir tras comerme un bocado de uno de los alimentos más ricos que me he comido en mi travesía de 4 años por México: una tortilla crujiente con manteca de puerco embarrada en frijol negro, seguido de una cama de chicharrón en migajas con un topping  de plátano maduro asado a las brasas. El verdadero lujo son las experiencias únicasNo entendí hasta un día después lo que había pasado, me había comido a México y a Colombia en un bocado. Mi pasado y mi presente se encontraron en Tabasco, mi nostalgia por la tierra que extraño y mi emoción e incertidumbre por el lugar en donde vivo. Extrañé a mi abuela, a mis hermanos, a mi hermosa Bogotá, y amé (aún más) a mis queridos amigos colombo-mexicanos. Fue un momento emocional acompañado de personas increíblemente cálidas que abren las puertas de su hogar para recibir a extraños, con el fin de transmitir su cultura tabasqueña y comunicar su tan rica herencia cultural. Me lo enseñó mi mamá desde el día #1 en Kiboko Voyages: el lujo no es el precio, ni el lugar donde te quedas, sino las experiencias que vives. Acá reafirmo una vez más mi aprendizaje de todo este amor y cambio que queremos transmitir a través de los viajes. Gracias a los chicos de Ruta Origen, a Tabasco y a mi queridísimo y amado México. Nuestra ruta concluyó con una visita a las ruinas de Comalcalco del ca. 700 aec., predecesoras de la cultura Maya y, por supuesto, con una comida de despedida en Cocina Chontal. Este proyecto gastronómico busca rescatar la tradición tabasqueña y presentarla de una forma deliciosa y auténtica en uno de los mejores restaurantes de la región. Con un cálido y afectuoso abrazo me despido de Medel y de David (guía y conductor, ¡tipazos!), y de todas las hermosas personas que me recibieron durante este viaje. Me voy con la promesa de regresar cuanto antes para seguir aprendiendo y para involucrarme más de cerca con la evolución de esta transformación ecosocial. Y claro, a ser una embajadora, no del cacao como Doña Estela, sino de Tabasco. ¡Vámonos! ¿Quiere viajar conmigo?  Alguna información general:Ubicación: Golfo de México, Estado Tabasco.Clima: Cálido y húmedo, temporada de lluvias durante el verano (mayo – septiembre) Temperatura: Máximo promedio 38ºC mínima promedio 20ºCConocido como: El edén de México, principal productor de Cacao, Pemex. Ruta Origen es un proyecto de dos estudiantes de la UMA: https://www.rutaorigen.com/reserva